January 2, 2020

Los mitos de la depresión

Regresa
Contrario a lo que nos dicen los diferentes mitos que existen acerca de ella, la depresión es un trastorno de la salud que afecta las emociones, relaciones, vocaciones y hasta el espíritu de la persona. 

Detalle de lo tratado:

  1. Mitos sobre la depresión
  2. Causas de la depresión
  3. Síntomas de la depresión

Introducción
Contrario a lo que oímos en los mitos acerca de la depresión, la depresión es un trastorno de la salud. Es un diagnóstico médico que afecta las emociones, relaciones, vocaciones y hasta el espíritu de la persona.

  1. Mitos sobre la depression

    Todos pasamos por altibajos y momentos difíciles. Pero la salud mental va más allá de las reacciones emocionales. Muchas personas creen que la depresión no existe como una condición de salud y le ponen nombre y apellidos a las causas.

    ¿Cuáles son algunos de los mitos sobre la depresión? Por ejemplo:

    • Que solo se deprimen las personas emocionalmente débiles.
    • Que no es depresión sino “drama”.
    • Que se deprimen los que no tienen fe.
    • Que la depresión es un castigo de Dios.
    • Que la depresión se “te pasa” si haces un esfuerzo.

    Lo cierto es que nada de esto es verdad.

    La depresión es una condición médica que causa cambios en nuestra forma de pensar
    y en nuestro estado de ánimo y que altera también nuestra vida, porque dificulta
    nuestras relaciones con los demás y afecta nuestro desempeño.

    ¿Le dirías a una persona que sufre de diabetes que solo le da diabetes a los débiles, que lo que tiene no es diabetes sino “drama”, que le da diabetes a los que no tienen fe, que la diabetes es un castigo de Dios, que la diabetes se “te pasa” si haces un esfuerzo? ¡Claro que no!

    La depresión es un trastorno biológico que le puede ocurrir a cualquier persona. Lo peligroso es que, sin el tratamiento adecuado, las condiciones de salud mental pueden empeorar.

    Por otra parte, la depresión no es culpa nuestra ni de nuestra familia. Contrario a lo que piensa muchas veces la comunidad latina, buscar tratamiento nos puede ayudar a vivir una vida plena y es una manera de fortalecernos a nosotros y a nuestra familia.

    Lamentablemente, la desigualdad en el acceso a cuidado médico expone a los latinos a un riesgo más alto de tener una condición de salud mental o un episodio de crisis. Como comunidad, los latinos somos menos propensos a buscar consejería o tratamiento psiquiátrico.

    Según la Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental, en el año 2012 solo el 27.3% de latinos sufriendo de una condición de salud mental buscaron ayuda profesional.

  2. Causas de la depression

    La depresión no afecta a los débiles emocionalmente ni es un “drama” para llamar la atención. No significa que nos falta la fe ni que es un castigo de Dios. La depresión NO se “te pasa” si haces un esfuerzo.

    Según la Dra. Beverly Yahnke, las causas comunes de la depresión suelen ser:

    • Un desbalance químico en el cerebro, cuando los transmisores neurológicos no están adecuadamente regulados.
    • Un patrón genético familiar.
    • Estrés crónico que inunda el cuerpo con las hormonas del estrés las cuales, a su vez, aumentan la vulnerabilidad a la depresión.
    • Una pérdida significativa: muerte, divorcio, separación, pérdida del empleo, etc.
    • La creencia de que nada de lo que uno haga cambiará la calidad de vida.
    • Sentimiento de impotencia y falta de control sobre algunas circunstancias de la vida.
    • Una forma negativa de encarar la vida.
    • El enojo no resuelto con uno mismo, con otros o con una situación sobre la cual no se tiene control.
  3. Síntomas de la depression

    Vale aclarar que el diagnóstico de la depresión puede ser incorrecto si los síntomas son causados por alguna otra enfermedad, abuso de alcohol o uso de drogas.

    Según la Dra. Beverly Yahnke, las personas que sufren un episodio serio de depresión, tienen:

    • cinco (o más) de los siguientes síntomas,
    • durante un período de dos semanas,
    • y por lo menos uno de los síntomas es:
      • humor irritable o deprimido
      • pérdida de interés o de placer

Los síntomas de la depresión son:

  • La persona está deprimida la mayor parte del tiempo. Los niños y adolescentes pueden estar con humor irritable.
  • Las cosas que solían ser interesantes y proveían placer, ya no dan mucha satisfacción.
  • Cambios significativos en el apetito, con pérdida o aumento evidente de peso.
  • Dificultades para conciliar el sueño y permanecer dormido, como también un deseo crónico de pasar mucho tiempo durmiendo.
  • Enlentecimiento general. La persona se mueve, habla y responde más aletargadamente.
  • También se puede dar lo contrario: puede parecer agitado o “estar con toda la cuerda”.
  • Muy pocas energías y un sentimiento de cansancio crónico.
  • Sentimientos inapropiados de culpa y un constante pensar en las fallas del pasado y en que se es inútil.
  • Disminución de la concentración y la capacidad para resolver problemas y tomar decisiones.
  • Falta de claridad mental.
  • Aumento en los pensamientos sobre el suicidio. (Puede o no haber un plan para llevarlo a cabo.)

Contrario a lo que oímos en los mitos acerca de la depresión, la depresión NO les ocurre a los débiles emocionalmente ni es un “drama” para llamar la atención. No significa que nos falta la fe ni que es un castigo de Dios. La depresión NO se “te pasa” si haces un esfuerzo. La depresión es un trastorno de la salud. Es un diagnóstico médico que afecta las emociones, relaciones, vocaciones y hasta el espíritu de la persona.

Si tú, o alguien a quien tú conoces está sufriendo de depresión, comunícate con la línea de ayuda de NAMI (la Alianza Nacional para la Enfermedad Mental) al 1-800-950-NAMI (6264) o escribe a info@nami.org.

Habla con tu médico de cabecera o con un profesional de la salud mental. Cualquiera de ellos puede recomendar medicamentos, psicoterapia, terapias de estimulación cerebral, fototerapia, ejercicio, educación y estrategias de autocontrol o enfoques mentales/corporales/espirituales como la meditación y la oración.

PARA REFLEXIONAR

  • ¿Qué es lo primero que piensas cuando alguien te dice que está deprimido?
  • ¿Crees que es posible tratar eficazmente la depresión?
  • Si tienes síntomas de depresión, o si conoces a alguien que los tenga, ¿qué puedes hacer hoy al respecto?

¿QUÉ DICE LA BIBLIA?

La Biblia nos dice ¡que no estamos solos! Nuestro Creador está aquí para ayudarnos, así como ayudó al rey David en medio de su depresión y angustia.

  • ¿Hasta cuándo, Señor? ¿Hasta cuándo me ocultarás tu rostro? ¿Te olvidarás de mí para siempre? ¿Hasta cuándo debo estar angustiado, y andar triste todo el día? ¿Hasta cuándo mi adversario me dominará? Señor y Dios mío, mírame y respóndeme; ilumina mis ojos, y mantenme con vida. Salmo 13:1-3

Dios nos recuerda que podemos pedirle su ayuda, así como lo hizo el rey David:

  • Busqué al Señor, y él me escuchó, y me libró de todos mis temores. Salmo 34: 4

Contáctenos