• septiembre 10, 2018
  • La paz de Cristo

  • Leer más
  • Si queremos tener la paz de Dios en nuestro corazón, debemos recordarnos constantemente que todas las cosas están bajo su control. Así como Dios nos ha guiado y ayudado en el pasado, también lo hará en el presente y el futuro a través de la guía y el consuelo de su Espíritu Santo.

    El apóstol Pablo nos alienta con las siguientes palabras en Colosenses 3:15:

    Que en el corazón de ustedes gobierne la paz de Cristo,
    a la cual fueron llamados en un solo cuerpo.

    La invitación de hoy para ti es a que dejes de depender de tus propios esfuerzos y a que confíes tu vida a Aquél que dio su vida por ti.


  • septiembre 6, 2018
  • ¿Paz en medio de la violencia?

  • Leer más
  • ¿Es posible tener paz ante tanta violencia, ante tanto odio, desastres naturales y enfermedades? ¿Es posible vivir en paz cuando la honestidad, cuando la lealtad y el amor duradero ya casi no existen?

    La Palabra de Dios en el Salmo 34:14:

    Apártate del mal y haz el bien; busca la paz y síguela.

    La paz es posible porque Dios así lo ha prometido. Las soluciones de paz que ofrece el mundo cambian según las circunstancias. Pero la paz que Dios da es eterna. Al hacernos hijos suyos a través del sacrificio de su hijo Jesucristo, Dios nos quita toda culpa y nos da paz verdadera. Vive, vive pues, en la paz que solamente Dios puede dar.


  • septiembre 3, 2018
  • Corazones violentos

  • Leer más
  • La violencia vive en el corazón herido y confundido, y solamente necesita una pequeña provocación para estallar, vertiendo su frustración sobre quienes tiene cerca. Lamentablemente, cuanto más violentos son los padres, más violentos son también los hijos.

    En medio de nuestro dolor, nuestra confusión y violencia, Jesucristo nos dice en Juan 14:27:

    La paz les dejo, mi paz les doy; yo no la doy como el mundo la da.
    No dejen que su corazón se turbe y tenga miedo.

    Hagamos una sincera declaración de arrepentimiento por el mal que existe en nosotros, y pidámosle a Dios que renueve nuestro corazón y que lo llene de la paz que sobrepasa todo entendimiento.


  • agosto 27, 2018
  • Fijemos la mirada en la meta

  • Leer más
  • La vida está llena de idas y venidas. No siempre logramos lo que queremos tan pronto como nos lo proponemos. A veces debemos hacer un alto en el camino, dar marcha atrás, o incluso cambiar de rumbo para poder llegar a la meta propuesta. Dios, quien en su infinita sabiduría ya lo sabía, nos alienta diciéndonos:

    «… corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante. Fijemos la mirada en Jesús,
    el autor y consumador de la fe, quien por el gozo que le esperaba sufrió la cruz y menospreció el oprobio,
    y se sentó a la derecha del trono de Dios» (Hebreos 12:1-2).

    Hoy te invito a que fijes tu mirada en Jesús, el único que puede guiar tus pasos por el camino correcto.


  • agosto 23, 2018
  • ¿Soy dueño de mi cuerpo?

  • Leer más
  • Algunas de las cosas que más frecuentemente tratamos de cambiar, pero en las que más fracasamos, tienen que ver con los hábitos que afectan nuestra salud: fumar, beber, comer o beber en exceso, llevar una vida sedentaria. Total, nos decimos, mi cuerpo es mi cuerpo y puedo hacer con él lo que yo quiera. Sin embargo, Dios no piensa lo mismo. Escuchemos lo que nos dice la Biblia:

    «¿Acaso ignoran que el cuerpo de ustedes es templo del Espíritu Santo, que está en ustedes y
    que recibieron de parte de Dios, y que ustedes no son dueños de sí mismos? …
    Por lo tanto, den gloria a Dios en su cuerpo y en su espíritu, los cuales son de Dios»
    (1 Corintios 6:19-20).

    ¿De qué manera puedes comenzar hoy a darle gloria a Dios con tu cuerpo y espíritu?


  • agosto 20, 2018
  • ¿Por qué es tan difícil cambiar?

  • Leer más
  • Si eres como la mayoría de las personas, probablemente te resulte difícil hacer cambios. ¿Por qué? Porque para cambiar hay que hacer un esfuerzo y hay que estar dispuesto a renunciar a cosas que de alguna manera u otra nos causan satisfacción.

    Hoy queremos alentarte a que le pidas ayuda al único que te conoce mejor que tú mismo, Aquél quien te creó y dio su vida para darte una vida nueva y hacer posibles los cambios. Escucha lo que nos dice Dios en su Palabra, a través del apóstol Pablo:

    «Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado,
    ha llegado ya lo nuevo!» 2 Corintios 5:17.

    Y en Isaías 43:18 nos dice: «Ya no se acuerden de las cosas pasadas; no hagan memoria de las cosas antiguas». Dios te da una vida nueva en la cual los cambios, con su ayuda, son posibles.


  • agosto 13, 2018
  • Nosotros, nuestros niños y Dios

  • Leer más
  • Los padres tenemos el privilegio de enseñarles a nuestros hijos el amor de Dios y el amor al prójimo. Por lo tanto, tus actitudes y acciones tendrán una gran influencia en sus vidas.

    Jesucristo nos ha dicho: «El que ama a Dios, ame también a su hermano.» 1 Juan 4:21

    Piensa por un momento: ¿estás mostrándoles a tus hijos que amas a Dios y a tus prójimos? ¿Qué imagen de Dios se están formando a través de tu vida? ¿La de un Dios lejano y distante que juzga y castiga, o la de uno que perdona, acompaña y atiende las necesidades de la familia?


  • agosto 9, 2018
  • Los valores que enseñamos

  • Leer más
  • ¿Te has detenido a pensar con qué principios y valores están creciendo tus hijos? Porque si algo es cierto, es que tanto la televisión como los amigos y la escuela, los están formando… pero no necesariamente con los principios y valores que tú tienes.

    La propuesta que te hacemos hoy es que seas intencional en la crianza de tus hijos. En otras palabras, que compartas con ellos, tanto con palabras como con el ejemplo, los valores que les ayudarán a crecer en forma saludable y a ser adultos contribuyentes a la sociedad. Como aconseja el conocido proverbio bíblico:

    «Dirige a tus hijos por el camino correcto, y cuando sean mayores no lo abandonarán.»
    Proverbios 22:6


  • agosto 6, 2018
  • Cuando nos falta sabiduría

  • Leer más
  • A los padres se nos ha encomendado una tarea importantísima: criar y educar a nuestros hijos de tal manera que se conviertan en adultos sanos, útiles y productivos. Si bien a veces nos sentimos apabullados con semejante tarea, no debemos olvidar que también se nos ha dado la capacidad y los recursos para hacerlo.

    Hoy te alentamos a que te mantengas firme en la crianza de tus hijos, sabiendo que hay Alguien que siempre está dispuesto a darte ayuda como leemos en la Biblia:

    «Y si a alguno de ustedes le falta sabiduría, que se la pida a Dios, quien da a todos
    abundantemente, y sin reproche le será dada.»

    Santiago 1:5


  • julio 30, 2018
  • ¿Cuánto vale para ti el dinero?

  • Leer más
  • ¿Qué lugar ocupa el dinero en tu vida? ¿Eres capaz de controlarlo, o él te está controlando a ti? ¿Sacrificas el tiempo que podrías estar con tu familia para trabajar más y ganar más dinero? ¿Sientes envidia por quienes tienen más o mejores cosas que tú?

    A veces la ambición no nos permite establecer límites, no nos permite reconocer la diferencia entre necesidad y deseo. Escuchemos lo que Jesús nos dice al respecto:

    Jesús miró alrededor y les comentó a sus discípulos: «¡Qué difícil es para los ricos entrar en el reino de Dios!» Los discípulos se asombraron de sus palabras. «Hijos, ¡qué difícil es entrar en el reino de Dios!» repitió Jesús. Le resulta más fácil a un camello pasar por el ojo de una aguja que a un rico entrar en el reino de Dios.
    Marcos 10:23-25


1 30 31 32 33 34

Contáctenos